03 June 2015

Paso 4: Estructurar

Hermenéutica - series (español)

La idea es de formar un bosquejo con el cual se puede predicar. Ahora se trabaja en hacer el grano de oro presentable. 

Los Pasos de una charla.

Hasta ahora hemos trabajado en comprimir todo el texto bíblico a una o dos frases, para encontrar el “Propósito del Texto” (grano de oro) y hemos hecho una transferencia hacia los oyentes de hoy (Pasos 1-4). 
A partir de este punto se trata de llenar el texto otra vez, para que la gente entienda lo que significa para ellos. Ramesh Richard, autor del libro de “La predicación expositiva”, nos da una ilustración de este  proceso:

  1. Estudio del Texto            (Observar)               Texto bíblico entero
  2. Entender y estructura el texto     (Entender)     (meta es de comprimir)
  3. El propósito central del Texto     (Entender)                             El significado único
  4. El propósito del Sermón            (Aplicar)                   !Lo que el oyente debe hacer!
  5. Estructura del Sermón                  (Estructurar)       (meta es exponer)
  6. Predicar el sermón            (Enseñar)     Texto del Sermón  
  Lo que se hace                                                     Lo que se tiene

Los pasos 1.-4. es lo que conocemos como el “Observar – Entender – Aplicar”. Hasta ahí hemos trabajado solo con el texto y hemos tratado de encontrar el puente desde los antiguos autores hacia nuestros oyentes hoy. La obra ahora es trabajar en lo que es (5.) la estructura del sermón y (6.) la enseñanza del sermón. Todo con el fin de que la gente sepa, que tiene que ver el texto con ellos y que tienen que cambiar en la vida de ellos para ser más como Cristo.  

Estructura del Sermón

Hemos aprendido algo de la “estructura del Texto bíblico” (página 17-19) cuando hablábamos de entender el Texto. Ahora necesitamos trabajar en la “Estructura del Sermón”. La Estructura del Sermón de vez an cuando es diferente a la “Estructura a la del texto bíblico”. Para elaborar ahora la estructura del Sermon se usa los puntos principales (página 20) de la estructura del texto, el Grano de Oro (página 20-21) y las aplicaciones (página 22-25)
Un resumen de este ya hemos sacado cuando trabajábamos en el “Propósito del Sermón” (página 24).  Ahora se puede ver, por qué es tan importante haber escrito el “Propósito del Sermón” antes de continuar a estructurar y escribir el Sermón. 

¡Nunca escribas el Sermón, si no tienes el “Propósito del Sermón”!  

Un sermón puede tener uno, tres o diez puntos principales. Esto depende mucho del texto bíblico. Mejor es coger unos puntos más claves y hacer el énfasis ahí. La experiencia muestra que la gente se cansa si hay mas que 3-5 puntos. En todo caso se debe tomar en cuenta el tiempo. Si la gente por ejemplo esta acostumbrada a un horario, deberíamos respetarlo mas o menos. Es siempre importante que la gente puede escuchar bien y no sentirse molesto con presentación de la predicación.

Hay diferentes formas de presentar un sermón. Por ahora con concentramos en la presentación expositiva o temática. Esta forma usualmente tiene la siguiente forma de una introducción, un cuerpo y una conclusión. El cuerpo existe en los puntos principales del sermon y los sub-puntos de explicar, ilustrar y aplicar. 

  1. Introducción
  2. Cuerpo 
    1. Punto Principal ①
      1. Explicar
      2. Ilustrar 
      3. Aplicar
    2. Punto Principal ②
      1. Explicar
      2. Ilustrar
      3. Aplicar
    3. Punto Principal ③
      1. Explicar
      2. Ilustrar
      3. Aplicar
  3. Conclusión

¿Qué son los diferentes puntos y que significan? 
Introducción
En algunos casos es mas fácil escribir la Introducción después de haber elaborado el cuerpo. 
La introducción debe captar la atención del oyente. Esto pasa cuando el oyente encuentra una necesidad en su vida. Esto va a ser una cosa que debe mejorar en su camino con Dios (recuerde el ECC). En la introducción solo se debe presentar el propósito de la enseñanza. Una pregunta que puede ser una guía para escribir la introducción puede ser…
¿Por qué es importante escuchar a este sermón?
La introducción puede tener un chiste, una historia o una pregunta acerca del tema; pero debe ser breve y preciso. Que la introducción capte la atención del oyente.   

Cuerpo “Explicar – Ilustrar – Aplicar”
Explicar - ¿Qué significa el texto?
El oyente no ha tenido el privilegio de observar y entender el texto en su profundidad. Por eso ahora se necesita ayudar al oyente a entrar a la situación del texto. Nuestro privilegio era que nosotros teníamos unas horas con el texto para entenderlo bien. Nuestro trabajo ahora es de darles a los oyentes la oportunidad de entenderlo bien. Por esto hay que explicar la situación de la historia bien al oyente.
Diga a los oyentes lo que enseña la Biblia en este pasaje especifico. Explícalo de una manera, que las personas sepan que paso. Explicar bien lo que era la situación de los primeros oyentes y lo que pasó en este tiempo. Los oyentes pueden de pronto sentir también la emoción de la situación. 
Ilustrar  - ¿Cómo es?
Para subrayar la explicación y hacerla un poco más entendible se usa ilustraciones. La ilustración deben ser clara, entendible y sencilla. Se puede usar chistes, cuentos o algo que pasa en el diario vivir. La meta es hacer la conexión entre el punto principal y la vida del oyente. No siempre es necesario de poner una ilustración si el texto mismo ya es como una ilustración (por ejemplo en una narración).

Aplicar - ¿Qué debe hacer o creer, y cómo lo puede vivir?
El oyente sabe ahora, que necesidad tiene y que dice la Biblia acerca de esa necesidad. El texto tiene relevancia en la vida del oyente. Entonces se necesita mostrar, como puede Dios ayudar en una situación especifica. También se debe explicar bien donde tienen los oyentes sus necesidades y tensiones, y que dice el texto ahora acerca de estas necesidades y tensiones.
¡La aplicación es la respuesta a la necesidad!
Para lograr aplicar bien el texto, piensa en 2 o 3 personas ficticias, las cuales están o podrían estar en esta situación. Piensa que estás hablando solo a ellos. Déle al oyente una pauta en como puede poner en practica lo que se ha aprendido. (Cuidado!!! - no menciones las personas ni con nombre en el sermón. Si es necesario preguntarles si estarían dispuestos a dar un testimonio.) 

Conclusión
La conclusión debe terminar el sermón. No des un nuevo punto principal o un nuevo material. El “Avión” debe aterrizarse de una. Aquí otra vez se puede usar un chiste, una cita o una historia. O solo repite los puntos principales. Se puede usar también la pregunta de la introducción y ahora dar una respuesta. De vez en cuando se usa también una pregunta o frase la cual deja al oyente con la responsabilidad de actuar según aquello o dar su propia respuesta (pregunta retórica).     
Los puentes 
Los “puentes” Hacia el punto principal es la frases que ayuda al oyente seguir con más facilidad al sermón. No es necesariamente clave para el Sermón pero important para el oyente. El contenido de estos puentes va a ser explicado un poco mas tarde.    

En la siguiente página podemos ver un ejemplo de Juan 4 en forma bosquejo. Con este bosquejo se podría ir a predicar. Pero para una persona que recién empieza a predicar sería mejor escribir ahora el sermón entero tal como lo predicará. Escribir el sermón asi ayuda a formar un poco más la idea del sermón y, más que todo, ayuda a pensar en los puentes hacia el próximo punto principal.

Reactions:

0 comments:

Post a Comment