08 May 2015

Preparación de la Predicación

Hermenéutica - Series (Español)

La presentación del tesoro. 

La Hermenéutica es como ir a la búsqueda de oro. El predicador se va a la mina y solo lleva las herramientas para sacar el oro. Todo lo que le disturba deja a un lado. Pero como el oro esta bien escondido se pone a buscar bien. Él se va ahora a la búsqueda del grano de oro (en el texto bíblico). Una vez encontrado el grano de oro, todavía no esta satisfecho. Todavia no esta terminada la obra. 

La Homilética ahora escoge el grano de oro y le da forma, para que sea una joya preciosa. Se hace todo lo necesario, para que sea bien presentable. Al presentarlo, el predicador ahora solo tiene una tarea mas: Él muestra la joya a la persona. Su emoción es como que quiere ganar su favor o pedirle el matrimonio. 
Hasta ahí llega la obra del predicador. La respuesta de cogerlo y comprometerse ya depende del oyente.    

Principios generales para el Estudio Bíblico.

Oración. 

Somos pecadores y tenemos la tendencia de buscar a satisfacer nuestros propios deseos. Por eso se necesita que el Espíritu Santo nos guíe constantemente. Ora para que Él te ayude, que sea una aplicación bíblica y no errónea, falsa o egoísta. 

Apuntado a Jesús. 

Toda la Biblia tiene como su centro a Jesucristo. El Antiguo Testamento apunta, anticipa y prepara la gente para la llegada de Jesús. El Nuevo Testamento pronuncia el cumplimiento de todo lo prometido en la persona de Jesús. Tambien menciona como va a ser ahora, con Jesucristo presente en la vida. Jesús es la piedra angular (Ef 2:20) - los profetas (AT) y los apóstoles (NT) son conectados por medio de ÉL. La obra del predicador es de apuntar a Jesucristo y lo que ÉL hizo por nosotros.  

La Biblia interpreta la Biblia.

Desde los primeros días de la iglesia se trata de interpretar la Biblia con la Biblia. Jesús mismo, los apóstoles y los padres de la iglesia como Augustinus usaron las escrituras para comprobar y evaluar las enseñanzas. La Biblia nos ayuda tener una idea clara de textos difíciles, si lo estamos estudiando en el contexto. Aunque el Antiguo Testamento recibe algunos reformaciones en el NT, todo es conectado porque el autor principal es Dios. 

Actitud de obediencia y fé.

La Biblia nos quiere llevar a una relación más profunda con Dios. Pero para poder disfrutar una relación con Dios es necesario tener una vida entregada a Él, llena del amor de Dios y dispuesto a hacer, lo que Él nos enseña. La Biblia nos forma y nos ayuda a madurar. 

Las adversidades en la vida pueden llevarnos aún más profundamente a estudiar la Biblia. Martin Lutero dijo: 
“Yo mismo estoy profundamente agradecido a mis papistas que a través del demonio furioso tanto me ha golpeado, oprimido y angustiado. Es decir que han hecho de mi un teólogo bastante bueno, que de lo contrario yo nunca habría llegado a ser.”    
Trata de llegar a ser un intérprete cada vez mejor 

Uno no llega a ser un buen intérprete de la noche a la mañana. Cada predicador empezó pequeño, pero debe mejorar. Trata de estudiar continuamente un libro de la Biblia tras otro y poco a poco vas a encontrar, que el Estudio Bíblico es una belleza en si. Y algún día vas a llegar a repetir como David: “Para mí es más valiosa tu enseñanza que millares de monedas de plata y oro” (Sal. 119:72, NVI)  

Escoger el texto o un tema.

Mayormente en las predicaciones de células y en las iglesias ya hay una agenda, que indica cual texto o tema hay que estudiar. 
Si no hay texto dado, los siguientes pasos pueden ayudar encontrar el texto adecuado:
  1. Ore, que Dios te guíe a encontrar el texto adecuado, para este grupo especifico de oyentes.
  2. Piense en el grupo (¿Cuales son sus preocupaciones? ¿Como se les puede motivar o desafiar? ¿Que palabra de Dios de pronto ya ha puesto el Espíritu Santo en tu corazón?)
  3. Si ya tienes una idea o un tema, busca textos bíblicos por medio de “libros de temas”, con una “cadena de estudio” en la Biblia de Estudio Thompson o un programa bíblico de la computadora. (una ayuda para este se encuentra en la página 17 “Estructura de un estudio temático”) 
  4. Escoja UNO de estos textos como texto bíblico principal y no más que 2-3 textos paralelos para el tema y elabora los textos de forma expositiva (lo que vamos a aprender) 
Este proceso, muchas veces es bien duro, pero bien importante. Deje, que el Espíritu Santo te guíe e indique lo que es el texto apropiado para los oyentes o para ti. Con el tiempo y la frecuencia de las preparaciones, y conociendo a la gente más y más, se va a hacer más fácil, encontrar un texto. 

Este curso va a dar una idea más de como se prepara un estudio con un texto especifico - a esto se lo llama “estudio expositivo” o “estudio inductivo”. Pero en el trayecto del curso se les va a dar también unas pautas como elaborar un tema. Como mencionado arriba, aun un tema se debe elaborar en una forma expositiva.   

Principios de cada estudio de un texto. 

Los principios de este curso se aplican tanto para la predicación expositiva, como para predicaciones temáticas. La diferencia es, que en las predicaciones temáticas hay que aplicar los primeros 3 principios (Observar - Entender - Aplicar) a cada texto bíblico que se estudia.

Una frase para recordar los principios puede ser:
!Observando bien un texto, ayuda a entender, lo que Dios quiere, que apliques en tu vida! 

Cada texto va de lo grande y amplio hacia el “Grano de Oro”. De ahí se desarrolla y amplía para poder presentarlo a los oyentes. 

Observar - Entender - Aplicar      - / -  Estructurar - Enseñar


El Estudio Bíblico da una estructura para la vida, que va a ser una enseñanza viva.

Reactions:

0 comments:

Post a Comment