20 May 2015

Paso 3: Aplicar - ¿Para que me sirve?

Hermeneutica - series (español)

La idea es saber de lo que Dios quiere que haga. En este paso se aplica el texto a la vida diaria. 

La aplicación es el puente entre (1.) el texto bíblico y su cultura, por un lado, y (2.) los oyentes del sermón por el otro lado.  La aplicación hace relevante el texto desde hace miles de años a los oyentes de hoy. “No tenemos la Biblia para hacernos más inteligente, sino para cambiar nuestras Vidas.” Josué 1:8 / Santiago 4:17

Por eso podemos decir, que la aplicación debe ser exacta y bien definida. Ramesh Richard define la aplicación en su punto central como “Propósito del Sermón”
OJO: El “Propósito del Sermón” es diferente al “Propósito del Texto”. Ahora se añade la aplicación al “Propósito del Texto”. En otras palabras se hace presentable y relevante el grano de oro.  

2 Timoteo 3:16-17

Para mostrar esta verdad una vez más, podemos verlo en la carta de Pablo a Timoteo:
Toda la Escritura es inspirada por Dios y útil para enseñar, para reprender, para corregir y para instruir en la justicia, a fin de que el siervo de Dios esté enteramente capacitado para toda buena obra.
Enseñar La Biblia está para enseñar la doctrina (¿qué creemos?)
                  y la ética (¿Cómo vivo entonces?)
Reprender Usando la Biblia uno puede reprender o exhortar a una persona 
cuando esta creyendo errores y/o andando en pecado
Corregir Usando versículos bíblicos una persona equivocada puede 
corregir su camino o creencia
Instruir Ahora la persona puede recibir instrucciones en el 
¿Cómo andar correctamente? (Mateo 6:33)
¿Cómo administrar la vida?

“A fin de que …”

Segunda de Timotéo 3:16-17 nos dice también la razón del enseñar:  
“a fin de que el hombre de Dios sea enteramente capacitado para toda buena obra”. 
No dice “para algunas buenas obras”, sino “para todas”. Es decir, el creyente va a ser capacitado - por medio de la palabra de Dios - de vivir tal como Cristo. Cristo es el ejemplo al cual debemos llegar a imitar. Jesús fue aquel quien vivió en una forma perfecta y agradable a Dios. Y nosotros debemos llegar a ser como Cristo. 

Es necesario que el oyente cambie su vida. Se trata de cambiar una parte de la vida, donde él o ella todavía no están andando bien. Todavía no están andando según la voluntad de Dios. 
Esta idea se llama en algunos libros el “Enfoque de la condición caída” (ECC). Este puede ser una parte de su vida o toda la vida. La aplicación de la predicación ahora debe ayudar a la persona que escucha, rendirse a Dios en esta parte clave.   
Sabemos que solo Jesús puede cambiar el corazón de la gente. Por esto debemos también buscar la forma, como Jesus y su obra redentora puede ser incluido en el mensaje. Cada mensaje puede ser “Cristo-céntrico” en el sentido de que apunte a la renovación por medio de Jesucristo. No significa que cada mensaje debe terminar en compartir el evangelio. Pero siempre llevamos a la gente a los pies de Cristo, y él se preocuparía de ellos.  
El trabajo del predicador es de encontrar si el mensaje da la oportunidad de presentar - aun solo en forma corta - el evangelio. Si esto es el caso, el predicador DEBE presentar el evangelio. 
Hay textos que no tienen el evangelio implementado. En este caso el predicador debe enfocarse en las necesidades y preguntas de la gente (como mencionado y presentado abajo). Aun sabemos que solo con la ayuda y por la gracia de Dios podemos enfrentar y cambiar estos necesidades.

Todos los puntos siguientes nos van a dar unas pautas para poder aplicar el texto a la vida de los oyentes. Escoja uno de estos métodos y elabore el “Propósito del Sermón”. Trata de encontrar TU forma al aplicar el texto. 

Modelo #1 - Las necesidades

Los oyentes tienen necesidades y tensiones en su vida diaria. Significa por ejemplo que el oyente debe …
  • ser salvado de su pecado y entregar su vida a Dios (necesidades espirituales).
  • tener más fe en el Señor Jesús.
  • tener la seguridad de la gracia en su vida, y el perdón de sus pecados. 
  • saber, entender, y practicar las doctrinas principales de la Biblia. 
  • saber manejar problemas comunes como miedo, autoestima, pérdida por muerte, manejo de finanzas, desesperación, conflictos, enfermedades, entre otros. 
  • poder ser un mejor hijo, hija, padre, madre, esposo, esposa, trabajador, jefe, ciudadano, etc.   
  • apoyar y participar en misiones, nacionales e internacionales.
  • aprender de orar por los asuntos diarios.
  • resistir la tentación del mal y luchar la batalla espiritual contra el diablo, carne y mundo.
  • ser fiel mayordomo y servir según sus dones, es decir salir del egoísmo y de la indiferencia para desarrollar todo lo que Dios quiere que sea, etcétera.     
  • arrepentirse de y dejar un pecado o una rebelión abierta contra Dios. 
¿A cuales de estas necesidades y tensiones se necesita aplicar el texto?

Modelo #2 - V.I.G.A.

“¿»¿Por qué te fijas en la astilla que tiene tu hermano en el ojo, y no le das importancia a la viga que está en el tuyo? ” (Mateo 7:3 - NVI)
V - vivir una promesa de Dios.
I - implementar una verdad en mi vida (creer).
G - generar pureza en mi vida (dejar pecado).
A - aceptar la autoridad de Dios (mandamiento).

¿Que necesita vivir, creer, dejar o seguir el oyente?

Modelo #3 - Las Preguntas

Para la aplicación se debe hacer las 2 siguientes preguntas: 
¿Qué asuntos problemáticas menciona el texto? y ¿presenta el texto una solución?
¿Qué tienen en común mis oyentes con las personas de este texto? 
Las decisiones que se deben tomar vienen de preguntas de la siguiente forma: 
¿Cómo debe cambiar mi vida según lo que yo aprendí de este texto?
¿Qué debo hacer? ¿Qué debo dejar? ¿Qué debo creer?
 O más especifico:
¿Debo seguir un ejemplo?
¿Debo salir de un pecado?
¿Debo repetir una oración?
¿Debo obedecer un mandamiento?
¿Debo sobrevivir en un desafío?
¿Puedo aceptar una promesa?
¿Debo cumplir una condición?
¿Hay una nueva enseñanza acerca de Dios?

¿Como contestaría el oyente una de estas preguntas?

>>>> Todos estos modelos deben ayudar a aplicar el texto mejor a los oyentes. No necesariamente es de preguntarlo estas preguntas dentro de una predicación. Pero se puede usar las mismas preguntas para hacer pensar a la gente, y en seguida dar la respuesta, solo cuidado que no se use demasiadas preguntas.
También: no es necesario contestar cada pregunta aun para poder sacar lo que el oyente necesita aplicar en su vida.

Propósito del Sermón.

Como tenemos los puntos principales, y también tenemos el “Propósito del Texto”, necesitamos buscar el “Propósito del Sermon”. Ahora se trata de formar una frase, que incluye (1) los puntos principales del texto bíblico, (2) el grano de oro (propósito del texto) y (3) la aplicación a los oyentes. Muchas veces ayuda preguntarse: ¿Que quiero que la gente sepa/haga? Empieza la frase con las palabras: “Con este sermón quiero que la gente …” 

Si el “Propósito del Sermón” no está claro, no se escribe ni el bosquejo ni el sermón. 

Puntos principales de Juan 4:
1. Jesús ofrece el “agua que da vida” (v.7-12) 
2. La gente vuelve a tener sed (v.13-18) 
3. Jesús lleva a la mujer a reconocer su pecado y de ahí ella puede ver la necesidad de adorar a Dios 
Verdaderos adoradores rendirán culto al Padre (v.19-26)

Propósito del texto de Juan 4:
Jesús es el agua que da vida!

Aplicación general de Juan 4: 
La necesidad de la gente es, que en este mundo no se encuentra lo que satisface, sino siempre se vuelve a tener sed. 
La gente necesita dejar de buscar su felicidad en las cosas pecaminosas.  
La gente necesita encontrar a Jesus para poder adorar en espíritu y en verdad.

Aplicación especifico (ejemplo):
La gente de la iglesia busca siempre primero estar bien con el cónyuge y después se acerca a Dios. Ellos deben acercarse primero a Dios, adorarle a Él y de ahí disfrutar la vida conyugal.    

Propósito del Sermon:
Porque la gente nunca está satisfecha con lo que ofrece el mundo, Jesús se ofrece a si mismo como el “Agua que da vida”. Entonces Yo quiero con este Sermón que la gente sepa, que solo en Jesus vamos a encontrar un agua que satisface. 

(Idea adicional: Para obtener esta AGUA uno necesita rendir culto al Padre; y esto solo es posible en confesar y dejar el pecado, y adorar a Dios en espíritu y en verdad, por medio de Jesucristo).

No hagas esto en la aplicación

No apliques normas culturales en vez de normas Bíblicas

Siempre hay que recordar de no meter tanta cultura propia al texto. Permite que la Biblia puede cambiar tu forma de pensar (incluyendo tu cultura).  

No trates de apoyar una Idea tuya con el “uso indebido” de un versículo. 
El texto menciona que la mujer tuvo 5 esposos. Jesús ahora no condena directamente este hecho como un pecado. No trates de usar este texto para apoyar la idea de poligamia. 


No apliques un versículo desde la perspectiva de una enseñanza mala del pasado. 

Si el texto te indica algo que antes pensabas diferente, déjate corregir por el texto. Si tu pensamiento viene de una enseñanza equivocada (por ejemplo de una formación religiosa en cual estaba antes), déjate corregir por la enseñanza de la Biblia. 

No tomes una “buena idea” que la gente debe coger y de ahí armas un sermón 

Que la gente debe ser hospitalaria es una buena enseñanza. Pero no digas que como la mujer no daba a Jesus el agua, se lo puede usar para mostrar la mala costumbre de no ser hospitalario. Tampoco uses este texto para predicar acerca del racismo, como había diferencias entre Judíos y Samaritanos. (Hay otros textos para esta enseñanza) 


Reactions:

0 comments:

Post a Comment